SAT conocerá todo sobre nuestros negocios

Este 2016 es un año de modificaciones fiscales, una de ellas es la obligación del uso de un software de contabilidad para enviar la información contable al SAT, además se ha anunciado que a mediados de año comenzarán las auditorías electrónicas y que la emisión de facturas electrónicas podría cambiar. Al tener el fisco la información de cada factura de una empresa, cuenta con mayor información sobre la misma: sus ingresos, sus gastos, los pagos a los empleados, etc., lo cual se traduce en mayor control fiscal para comprobación de ingresos y pago de impuestos.

Desde que comenzó a ser vigente la facturacion en linea se ha preparado el camino para que el fisco pueda conocer la información de los egresos del contribuyente, con lo que puede saber las deducciones a las que tiene derecho; la información de las facturas le llega al SAT en tiempo real, por lo que está al tanto de las retenciones de ISR de cada empleado, los impuestos que paga diariamente, los pagos por salarios u honorarios, los gastos por operaciones comerciales, etc. Además, cada mes se entrega al SAT la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros, DIOT, por lo que está al tanto de las transacciones de proveedor a proveedor, así como el IVA trasladado y acreditable de cada transacción.

¿Quienes tienen que entregar contabilidad electrónica?

Personas morales y físicas, las personas físicas con actividad empresarial e ingresos inferiores a 2 millones de pesos pueden llevar su contabilidad simplificada y entregarla a través de la herramienta gratuita del SAT “Mis Cuentas”, al igual que los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal. Básicamente la contabilidad electrónica es un resumen mensual de las operaciones realizadas por el contribuyente, quienes utilizan programas informáticos especiales tienen la ventaja de generar en automático su contabilidad, pues se guarda la información de cada CFDI y se generan los reportes necesarios para el fisco.

El pasado 2015 miles de contribuyentes comenzaron a enviar al SAT los detalles de su información contable, sin embargo este 2016 aún más personas tendrán la obligación de mantener al día al fisco sobre sus transacciones. Con estas herramientas el fisco tendrá todo lo necesario para comenzar con sus auditorías o revisiones electrónicas, que solo se realizarán a los contribuyentes que ya cumplen con la contabilidad electrónica pero en los que se detecten anomalías, por lo que sólo se revisarán los conceptos específicos que generen dudas al SAT.

Las auditorías comenzarán a mediados de año, se dice que en el mes de agosto, y se notificará al contribuyente mediante el Buzón Tributario, dando la oportunidad de corregir los rubros que generen dudas al órgano fiscalizador.

 

 

Leave a Reply

*